Marta Ortega y los regalos solidarios

Como wedding planner siempre solemos asesorar a los novios en la organización de bodas en función de su personalidad, gustos e intereses, pero, un acierto seguro seas quien seas, es casarte y compartir parte de esa felicidad a través de un gesto solidario. Hoy en día hay cientos de alternativas para ello, muchas organizaciones disponen de tarjetas regalo con dedicatorias e ilustraciones originales donde se hace saber a los invitados que la proporción de su regalo ha sido donado a fines benéficos. También está la opción de obtener detalles a través del mercado justo o diferentes mercadillos solidarios que ya se han especializado y centrado en, a bajo coste, crear regalos únicos cuyos beneficios se destinen a causas altruistas.

Así pues, la wedding planner de Marta Ortega debió de pensar lo mismo junto con los novios que, por las noticias que van llegando tras su reciente y hermética boda, han tenido para con sus invitados un detalle de lo más original y solidario. Se trataría de un estuche de cuero en cuyo interior puede encontrarse un pintalabios recargable de color rojo de la marca la Bouche Rouge.
En el envoltorio pueden verse las iniciales de los novios, la M de Marta y la C de Carlos junto a una leyenda que reza “Love Marta”. Hay estuches en color negro y otros en color blanco, que harán las delicias de las más exquisitas.

El detalle genial de estos pintalabios, es que, por cada venta de los mismos, la marca se responsabiliza de donar 100 litros de agua potable a la asociación Eau Vive Internationale, como parte del programa Kara Eau para niños en Togo. Todo un detalle de los muchos a destacar de esta espectacular boda donde la novia, vestida de Valentino, ha sido la más esperada y comentada de las últimas semanas.

Y es que la organización de bodas es un proceso especial que puede convertirse en algo mucho más significativo a través de este tipo de obsequios solidarios y desinteresados que no solo sorprenderán a los invitados, sino que contribuirán a que tu celebración y tu felicidad, se reparta de forma equitativa con quienes más lo necesitan.